Cloud Service

Sage X3 Enterprise Management en la Nube con Amazon Web Services – AWS

Tu ERP en la Nube

People Tech ayuda a sus clientes a realizar la migración a la nube de Sage X3 Enterprise Management.

La versión 11 de Sage X3 ya está disponible para clientes en la nube o en On-Premise. Todas las funcionalidades introducidas en las versiones anteriores solo disponibles en la nube pública (actualización 10.x) también están disponibles ahora para clientes locales que cuenten con la versión 11 de Sage X3.

 

Sage X3 en la Nube

La nube de AWS proporciona un amplio conjunto de servicios de infraestructura, como potencia de cómputo, opciones de almacenamiento, redes y bases de datos, ofertados como una utilidad: bajo demanda, disponibles en cuestión de segundos y pagando solo por lo que utiliza.

La seguridad en la nube está reconocida como mejor que la de una instalación física. Las certificaciones y acreditaciones, el cifrado de datos en reposo y en tránsito, los módulos de seguridad hardware y una fuerte seguridad física contribuyen para crear un modo más seguro de administrar la infraestructura de TI de su negocio.

Conecta

Conecta y colabora con diversos equipos ubicados en diferentes lugares

Conoce

Conoce lo que ocurre en todas las áreas de tu negocio

Toma decisiones

Más y mejores gracias al uso de datos en tiempo real

¿Quieres comprobar su potencial? Solicita tu DEMO.

 

Cuéntanos tus necesidades. Un consultor experto analizará tu caso, tus requerimientos y te propondrá un Time Boxing Project inicial para que puedas valorar las soluciones que te planteamos y comiences a conocer cómo vamos a transformar tu empresa para que le saques el máximo rendimiento, sin coste alguno.

aws-peopletech
Ocho razones para usar el ‘cloud computing’ en la empresa

Los motivos son muy diversos y van -probablemente- mucho más allá de permitir el archivo masivo de documentos y de ser una forma rápida de compartirlos. Por eso, también los organismos estatales apuestan por su utilización en sus diferentes organizaciones.

Almacenamiento

 

Esta es una de las principales razones -y más obvia- para utilizar el cloud computing. La cantidad de archivos de diferentes formatos que manejamos aumenta cada día. Las empresas trabajan con documentos gráficos, con presentaciones, con prototipos, etc. y requieren de sistemas de almacenaje con grandes capacidades. Hasta las más pequeñas necesitan gigas y gigas para archivar documentos. No tiene sentido hoy en día utilizar sus propios servidores para realizar ese trabajo. Por supuesto, es una gran herramienta también para los departamentos de administración y recursos humanos.

Seguridad

 

Las empresas de cloud computing están invirtiendo grandes cantidades en seguridad y por eso son una buena apuesta en ese campo. Lo cierto es que una empresa incluso de tamaño medio difícilmente puede invertir en seguridad una cifra desorbitada. Y con toda seguridad siempre será más vulnerable que una empresa especializada. Además, los proveedores de cloud services ya cuentan con certificados de calidad y se somenten a auditorías internacionales de forma regular.

Disponibilidad

 

Otro de los motivos para utilizar el cloud computing es poder acceder a todos los archivos desde a la oficina, la casa, o la playa… Es perfecto para empresas con empleados que no ocupan puestos fijos e incluso para empresas con varias sucursales en diferentes zonas o ciudades. Vivimos un momento en el que el teletrabajo es una forma para lograr la conciliación familiar y la nube puede ayudar mucho a sacarle provecho.

Competitividad

 

Además, al mejorar la accesibilidad y la movilidad, el modelo cloud mejora la agilidad o competitividad de una empresa y su forma de trabajar. Con su uso se generan dinámicas de archivo muy difíciles de conseguir con el modelo tradicional. La nube hace que aumente la colaboración, que los equipos estén mejor conectados y que puedan trabajar en documentos y aplicaciones compartidas de forma simultánea. Permite hacer un seguimiento de los asuntos del día de la empresa en tiempo real.

Ahorro de costes

 

Las empresas de cloud computing ofrecen servicios que se pagan según se van consumiendo, es decir, mes a mes. Eso hace que no sea necesario desembolsar un montante inicial para utilizarlo. El uso de la nube conlleva también menos infraestructura y mantenimiento, que en el caso de empresas con sistemas “más anticuados” hacer subir la factura de gastos fijos.

Actualizaciones

 

Los proveedores de cloud computing son responsables de todas las tareas de mantenimiento de los servidores y actualizaciones de seguridad. Cualquier actualización normalmente es además notificada al cliente, pero estos no tienen que hacer nuevas inversiones.

Flexibilidad

 

Las empresas pueden elegir los servicios de cloud computing que mejor se adecuen a sus necesidades. Lo único que deben hacer es pagar por el servicio a través de Internet y ya pueden comenzar a usarlo. Muchos servicios ofertan además un período de prueba gratuito y posibilidades de ampliación, así cuando se necesita más capacidad, se puede contratar más y cuando se necesita menos, se contrata menos y sólo se paga por lo que se usa.

Libertad

 

Más que una razón en sí misma, en este punto se podrían englobar y resumir todos los anteriores pero de una forma más abstracta. La nube es mucho más que una herramienta que permite almacenar archivos y otras bondades de carácter tecnológico. La nube cambia el funcionamiento de una empresa dotándola de libertad, pero siempre teniendo el control de todos los recursos.

¿Quieres comprobar su potencial? Solicita tu DEMO.

 

Cuéntanos tus necesidades. Un consultor experto analizará tu caso, tus requerimientos y te propondrá un Time Boxing Project inicial para que puedas valorar las soluciones que te planteamos y comiences a conocer cómo vamos a transformar tu empresa para que le saques el máximo rendimiento, sin coste alguno.

ERP en la nube frente a un ERP on-premise

1. Tipos de gasto

En primer lugar deberemos conocer la diferencia entre las llamadas inversiones CAPEX y los gastos OPEX en las cuales se pueden clasificar respectivamente ambos tipos de infraestructuras TI.

 

CAPEX o Inversiones en bienes de capital:

Se refiere a la inversión para la compra de un activo que otorgará beneficios a lo largo de su vida útil, que la empresa poseerá y cuyo pago no es recurrente e indefinido.

En esta categoría entraría la compra de nuevos servidores para la empresa: estos servidores constituyen un bien capital que la empresa posee, que debe amortizar y que, frecuentemente requieren una elevada inversión por adelantado o la solicitud de un crédito.

 

OPEX o Coste de funcionamiento:

Hace referencia a un gasto recurrente o continuo. Generalmente es asociado a costes de mantenimiento, bienes consumibles o cierto tipo de servicios. En esencia, los gastos contínuos que la empresa debe afrontar para su funcionamiento.

En esta categoría se encuentra generalmente el Cloud Computing que es ofrecido en modalidad “pago por uso” y cuyo coste debe abonarse de forma recurrente. Sin embargo, también es la categoría de costes como la electricidad, la refrigeración, el mantenimiento técnico, la conexión a Internet, etc. que deberán abonarse si la empresa decide alojar sus propios servidores físicos en sus oficinas.

Incluso sin ser exhaustiva, esto deja entrever la enorme cantidad de costes que se acumulan si deseamos alojar nuestros servidores con la misma redundancia, disponibilidad y tolerancia a fallos que ya disfrutan los servidores Cloud.

Es precisamente esta amplia cantidad de variables que complica un cálculo de costes realista y deja abierta la puerta a otro riesgo que nos puede terminar saliendo muy caro:  el riesgo a equivocarse.

2. Previsiones de crecimiento

A día de hoy es muy difícil que una empresa pueda conocer todas sus necesidades TI de los próximos cinco años con antelación. Incluso podríamos decir que resulta imposible predecir el rumbo que tomará la tecnología o cuáles serán las futuras exigencias del mercado. Esta rápida evolución de las necesidades tecnológicas también aumenta el riesgo de tomar una decisión equivocada a la hora de decidir qué tipo de infraestructura (Cloud o On-Premise) debemos adquirir.

3. El coste de oportunidad

Finalmente, a la hora de tomar una decisión, deberemos tener en cuenta otro coste oculto y que muchas veces es obviado por una gran cantidad de organizaciones: el coste de oportunidad.

 

Tomemos por ejemplo el espacio físico que una infraestructura on-premise ocupará: “¿para qué otro propósito podría haberse destinado ese espacio?” O, consideremos el tiempo dedicado por nuestro equipo a la monitorización y el mantenimiento de la infraestructura: “¿en qué otras tareas podría haberse invertido?”.

 

Incluso si disponemos de material ya amortizado como puede ser el caso de racks, routers, servidores, SAIS, etc: “¿qué beneficio podríamos obtener si vendiéramos ese equipo?”.

 

El coste de oportunidad mide aquello que podría haber sido; aquello a lo que hemos renunciado. En este sentido es importante que anotemos también los beneficios en tiempo, dinero, productividad, etc. que podríamos obtener al optar por infraestructura Cloud.

¿Quieres comprobar su potencial? Solicita tu DEMO.

 

Cuéntanos tus necesidades. Un consultor experto analizará tu caso, tus requerimientos y te propondrá un Time Boxing Project inicial para que puedas valorar las soluciones que te planteamos y comiences a conocer cómo vamos a transformar tu empresa para que le saques el máximo rendimiento, sin coste alguno.

Desarrollamos soluciones específicas para tu empresa con la mejor tecnología.

Transforma el modo en que compite tu empresa para que esta crezca con una gestión empresarial más rápida, sencilla y flexible con un inversión reducida y sin la complejidad de una Infraestructura On-Premise. En People-Tech te facilitamos la transformación digital, mediante la tecnología de Cloud Computing que ofrece Amazon y que se ajusta al tamaño de tu empresa. Ninguna empresa aunque sea del mismo sector trabaja y funciona de la misma manera y es esta la razón por la que People Tech es el mejor compañero de viaje en la transformación digital, ya que integra soluciones y desarrollos específicos para sus clientes lo que supone un ahorro de costes y una mayor productividad ya que la información queda integrada en una única solución.

Nuestra Experiencia

La experiencia es nuestra mejor garantía, conoce nuestros proyectos y las opiniones de nuestros clientes. Ellos hablan por nosotros.

¿Quieres comprobar su potencial? Solicita tu DEMO.

 

Cuéntanos tus necesidades. Un consultor experto analizará tu caso, tus requerimientos y te propondrá un Time Boxing Project inicial para que puedas valorar las soluciones que te planteamos y comiences a conocer cómo vamos a transformar tu empresa para que le saques el máximo rendimiento, sin coste alguno.